EMC

 

 

Edades y Sexos

Infancia

La mayoría de las crisis epilépticas inician en la niñez, cuando el cerebro es menos maduro y capaz de protegerse a sí mismo de descargas eléctricas anormales, emitidas por algunas células cerebrales. La epilepsia en la niñez es similar a la epilepsia del adulto, pero con algunas pequeñas diferencias muy importantes.  

Aproximadamente 4-6% de los niños presentan una crisis epiléptica durante su niñez, y aproximadamente 1% de la población infantil presenta 2 ó más. De los que presentaron 2 ó más crisis epilépticas, éstas desaparecerán en el transcurso del crecimiento, en un 70 a 80% de los casos.

Los niños con epilepsia presentan un mayor número de problemas de aprendizaje que los otros niños. Frecuentes pero breves períodos de ausencia le impiden al niño captar la información necesaria. Otros tipos de epilepsia pueden dejar al niño tan cansado que le impiden completar sus tareas escolares. Los medicamentos para la epilepsia pueden también afectar el aprendizaje. En los niños que presentan otras incapacidades, las dificultades para el aprendizaje se hacen mayores.


Adolescencia

Padecer epilepsia no es un problema muy grave, porque puedes realizar las mismas actividades que tus amigos, como practicar deporte, salir, trabajar e incluso manejar. Pero es importante que sepas si la actividad que te gusta es segura.

Existen factores físicos o ambientales y ciertas actividades que pueden desencadenar una crisis epiléptica. Podemos evitar o controlar algunos de ellos.

1. Olvidar tu medicamento
Aún si olvidas sólo una dosis se puede presentar una crisis epiléptica. Es muy peligroso dejar de tomar tus medicamentos repentinamente.

2. Sueño escaso
Los patrones de sueño se relacionan con la actividad eléctrica del cerebro, por lo que dormir menos puede provocar la crisis epiléptica o intensificar la presentación en su tiempo o duración.

3. Abuso de bebidas alcohólicas y cafeína
El consumo de estas sustancias también desencadenan crisis.

4. Medicamentos agregados
Algunos medicamentos para gripe, insomnio y dieta que se toman juntos con los antiepilépticos pueden originar una crisis, debido a algunos de sus ingredientes.

5. Alimentación inadecuada
Los niveles muy bajos de sodio, glucosa, calcio o magnesio disminuyen el control de las crisis.

6. Luces intermitentes
Sólo un pequeño porcentaje de gente con epilepsia resulta afectada y generalmente se debe a no dormir adecuadamente.

La mejor manera de vivir con epilepsia es tomar adecuadamente tus medicamentos. Cuando tus crisis están bajo control, puedes divertirte con tus amigos, manejar, realizar actividades deportivas y mucho más. Mantener bajo control tus crisis te permite disfrutar la vida.

Como adolescente, tienes que lidiar con diferentes cosas como salir o saber qué piensan tus amigos acerca de ti. La epilepsia no define quien eres, sólo es una de las muchas cosas especiales de ti.

Es importante que las personas de tu alrededor, con la que mantienes contacto frecuentemente (maestros, instructores, amigos), conozcan de tus crisis para que comprendan que no es una enfermedad contagiosa y te puedan ayudar adecuadamente si lo necesitas.


Conducir un automóvil responsablemente

¿Quieres manejar? ¿Quieres sentirte libre y poder ir a cualquier lado cuando quieras?

Podrás manejar cuando no experimentes crisis por 12 meses, si no tomas medicamentos o cuando tu médico diga que tu epilepsia es estable.

ANTES DE MANEJAR DEBES SABER QUE:

•    Tu doctor debe evaluar la frecuencia de las crisis.
•    Tus antiepilépticos no causan efectos adversos peligrosos para manejar.
•    Debes estar bajo supervisión médica.
•    Tus crisis deben estar controladas.

CONDUCCIÓN SEGURA

•    Los autos pueden transportarte, pero también matarte, no conviertas tu auto en un arma.
•    Manejar solo es una declaración de independencia, pero hay  maneras más seguras de vivir y disfrutar la vida.

Drogas

No juegues con tu cerebro. Si consumes nicotina, cafeína, marihuana, éxtasis, anfetaminas, cocaína, crack o alucinógenos estarás en un gran problema, porque todos ellos tienen efectos adversos.

Tus medicamentos antiepilépticos pueden ocasionar problemas a tu organismo si los mezclas con otras drogas.

Alcohol

El alcohol en exceso reduce el efecto de los medicamentos y te hace perder el control de tus crisis, por lo que debes ser moderado al ingerirlo o de preferencia, no hacerlo.

Tus crisis pueden desencadenarse si bebes demasiado, duermes poco y no te alimentas adecuadamente. Cuando tomas bebidas alcohólicas, tu cuerpo tiene mayor resistencia a la acción de los medicamentos y puedes tener crisis convulsivas aisladas 6 a 72 horas después de ingerirlas, además de que te aumenta la frecuencia de las crisis.


Adultos Mujeres

Muchas mujeres viven con epilepsia, enfrentan retos únicos, que van desde cambios del ciclo menstrual, los cuales pueden desencadenar las crisis hasta preocupaciones relacionadas con el embarazo.

Los factores sociales las vuelven vulnerables a la discriminación y el abuso.

•    Una de cada 3 mujeres con epilepsia tienen un alto riesgo de padecer depresión.
•    La mujeres con epilepsia tienen problemas para concebir, presentan frecuentemente disfunción sexual, infertilidad y crisis relacionadas con el ciclo menstrual.
•    A pesar de los riesgos, el embarazo exitoso es posible.

La epilepsia habitualmente no se hereda. En general, la probabilidad de que un hijo de una persona con epilepsia, tenga también epilepsia, es muy baja.

Mientras que el riesgo de epilepsia en la población normal es del 1 al 2%, en los hijos de personas con epilepsia está en torno al 6%, siendo mayor para los hijos de mujeres con epilepsia.

Es importante seguir correctamente el tratamiento recomendado en esta situación tan especial de la vida. Es muy importante que usted se tome su medicamento para las convulsiones tal y como su médico le indica. El 90% de las mujeres epilépticas presentan un embarazo y parto sin complicaciones, y niños saludables.
 

 

 

 

Copyright © 2017 Epilepsia Ecuador. Todos los derechos reservados. Diseño y Desarrollo por: CHTT Tec 2.0
Sitio no óptimo para Internet Explorer 6, Descargar la última versión de IE